¡ÚNETE A LA COMUNIDAD!
Este sitio web no aloja ningún tipo de material relacionado con la serie, todo el contenido está en enlaces externos (disponibles libremente por Internet) que no tienen relación con esta web.
Te gusta Naruto Shippuden, entonces pon un "Me Gusta"

Naruto Shippuden 320

320."¡Corre Omoi!"

Naruto y Omoi
Naruto y Omoi
Se revela que Omoi se ha separado de su división provocando la molestia de A en el cuartel. Después de muchas pláticas se deduce que Omoi se dirige a ayudar a la Unidad Nubarrón, una división de apoyo. A explica que se trata de un grupo de niños de 12 a 13 años que son considerados prodigios y que les dieron voto de confianza para participar en la guerra. Luego logran contactar a Omoi quien comenta que sólo tardará una hora y luego volverá a su posición. Tanto la división de Kakashi como el cuartel acceden a su petición. Omoi llega al lugar y se encuentra con la gran masa de Zetsus con los cuales empieza a luchar y a derrotar.

Cuando estaba en problemas, aparece un clon de Naruto que llega con su Rasenrangan y lo salva. Omoi se emociona tanto a tal punto que le da un espadazo al clon provocando que se disipara. Aún así agarró valor y comenzó a derrotar a varios Zetsus con su espada, de repente el ambiente cambió, creándose una nube de humo venenosa. Omoi decidido a encontrar al equipo de niños sube a una colina donde ve un gran monumento. Sabiendo que los chicos pueden encontrarse allí, pero existiendo el riesgo del veneno, decide viajar a través del agua. Los chicos que estaban escondidos en el monumento deciden salir a luchar valientemente. Debido a la gran cantidad de Zetsus, Yukai sale golpeado pero llega Omoi a rescatarlo. Omoi, Yukai y los demás disipan el humo con el Elemento Rayo: Cooperación Bomba de Trueno. La Unidad Nubarrón decide encargarse de los Zetsus restantes. Al final Omoi lleva a su destino a la división sanos y salvos y, por órdenes del Raikage, se apresura a volver a su posición.


... ...
Si has encontrado bueno este capítulo puedes compartirlo:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario